lunes, 30 de junio de 2008

OPERACION PASO DE GREDOS

Los pueblos se empiezan a llenar. Las plazas solitarias de abuelos sabios, sentados en poyos, a la sombra en verano, al sol en invierno, encajados en boinas, bastón en mano y conversación en el aire, se convierten en plazas llenas de nietos con nombres en euskera y en catalán. Días de chándal y zapatos, de encuentros, del gazpacho de la madre, de la verbena del emigrante, del torneo de fútbol sala, de los cientos de Panchos que esperan con ilusión a que llegue su pandilla de Leganés. La vida se multiplica por si misma en Extremadura cuando llega el verano. Gorras de la John Deere de Manheim, de la Magefesa de Lasarte, de la Phillips de Eindhoven, de la Seat de Martorell. Los servicios, y la mía es una ciudad de servicios a las comarcas, se multiplican, el trabajo aumenta y es que como en África, los emigrantes vuelven con la intención clara de demostrar a quienes se quedaron que las cosas van bien y que estar lejos de un amanecer en Gredos, de los cerezos en flor, de una flauta y un tamboril, de las dehesas, de los pantanos, de las gargantas de agua impoluta, de tu sangre y de tus raíces, ha merecido la pena; que han sabido torear la perversión de un sistema que durante décadas nos sacó fuera de la industrialización para que las zonas que sí la tenían, pudieran tener mano de obra barata.
Pero el extremeño, integro, con valores, con esfuerzo, que nos morimos de ganas por formar parte de España, aunque España pase de nosotros, vuelve con la cara bien alta, porque cumplimos con nuestro papel y ese es el que nos ha tocado durante años.

Bienvenidos, hermanos.

lunes, 23 de junio de 2008

PICOTA DEL JERTE ECHANGE!!

Seguro que ya habéis visto este anuncio:



Lo rodaron mis amigos de EL AURIGA PRODUCCIONES, está grabado a escasos metros de mi casa, excepto los dos primeros segundos que fueron adquiridos por una cantidad curiosa ( joder con la propiedad intelectual). Muy divertido, lo más difícil del rodaje, los japos que no son actores, y clavar el jodío cuchillo.

viernes, 20 de junio de 2008

ENTRARLE BIEN AL TAXISTA, PRIMORDIAL

Hay usuarios geniales, de eso no hay duda, gente que entra en el taxi con buen pie, sorteando así, la zancadilla de una carrera tensa, uno de esos servicios que, por fondo o por forma, hacen que quiera llegar al destino, con la velocidad de un dromedario, que diría Carlos Jesús. Entrar con buena vista y buen aseo, hace que se me estimule la glándula simpatoide y poco a poco la simpatina recorre cada milímetro cúbico de mis arterias.
Una usuaria, hoy, cambió el " joder. dónde están los taxis, ya no llego", el " qué vergüenza, nunca hay taxis a esta hora", el " ganareis mucho, porque desde luego, trabajais poco", por un sonriente " tengo que estar en la caixa de la avenida de España, hace quince minutos..¿cómo crees que se podría solucionar eso?.
Un chorro de agua fresca en mi ardiente rostro al que , a esa hora, ya le habían escupido varios " qué caló hace ya, ¿eh?"
Mi mediocridad, y la simpatina que aún no empapaba mi cerebro, sólo me permitieron un " si estás dispuesta a pagar el suplemento, puedo poner el taxímetro en la posición máquina del tiempo"
¡Bingo! le ha gustado, sonríe y parece que se le olvida por unos momentos que llega tarde a una cita laboral. Contesta: " si me llevas hasta los doce años y que hoy sea el día que dan las vacaciones, te pago lo que sea". Contesto: " eso te va a salir muy barato porque no hace mucho que tenías doce años". Y se ríe, y se relaja, y hablamos, y de pronto dos desconocidos perfectamente pueden viajar juntos, compartiendo once minutos de taxi ( llegué en diez, como el señor lobo), y terminar con un toque en mi hombro y sin propina y con vale, y quedársete un buen cuerpo de la ostia.

miércoles, 11 de junio de 2008

AMIGOS EN EL ESTRECHO

Almas de almadraba. Hombres de atarraya. El levante enloquece el corazón. Huevas de pez limón. Revueltos de Intifada. Recuerdo que te amaba. Habitaciones con balcón con vistas al amor. Mañanas de sol. Tardes de torreta. Ungüento de benjumea. Un poquito de poniente, por favor. El chef planchini, turroncito y perrini. Descubrimos el pecho a los judios del estrecho. Mirlos moteados, ninfas, alicates y espátulas. Serranillas de piernas fuertes y hermosas. El chotino, manué, bernardo. Las playas solitarias. Aguas gélidas. El pablo en peligro. Días de alegría. La eterna sonrisa de María. New York diesel y ron miel. Niños que roban barcas, y que te tratan de usted. la vida de Jefrey. Tablas de surf. Despierto aún soñando. A mi lado estás tú. Miss julio y Miss mayo. Javi y manu de chueca. Cari, uva y roma, y el potro de vallecas. Ramoncito. Willy Toledo de pedo. Carbonel sobre un tonel. El rico es el dueño del laberinto. Se oye el silencio. Se oyen las olas. Se oye la espuma. Se oye el salitre. Se oye la luz. Los noruegos redescubren los colores. Ropiti jr. Kristian se protege con su coraza de neopreno. Los ojos de Mar. Las orejitas de mar. Tacones en la arena. Crema, crema y crema. Corazones en adobo. Puntillitas con salero. Risas en aliños. Jugamos a ser niños. Los lima, los frikis, Fraga en Palomares y la playa de los alemanes. Refugio de pícaros y piratas. El arrullo. Soy un yonki del estrecho, y no puedo negarlo, necesito mi dosis de playa y atlántico.

A kristian, a Julio, a MARía, a MaR y a MAR y aMAR y al MAR.
Tenemos un superpoder, el de ser primos en el estrecho, gracias chic@s

lunes, 2 de junio de 2008

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo