miércoles, 28 de febrero de 2007

EL PÉSAME

Felipe es un entrañable enfermo mental que suele rondar por la parada de taxis,su internamiento en el hospital psiquiátrico se produjo hace ya 30 años,es uno de esos enfermos institucionalizados a los que se les permite el paseo diario fuera del centro,siempre lleva una gorra de propaganda y pantalones vaqueros cortos de bastilla,tan cortos que por estas latitudes suelen llamarse pesqueros o de pesca,los calcetines blancos, con una linea roja y otra azul,también son parte característica de la indumentaria de este sexagenario.Esta tarde Felipe me ha visto desde lejos,siempre viene a saludarme,aunque hoy algo era distinto ,venía ofreciéndome un estrechón de manos desde aproximadamente 40 metros,justo cuando ha llegado a mi posición y antes de que yo estrechara su mano tendida me ha dicho:
-que..que..que estoy de luto.
-no me digas Felipe que ha pasado hombre.
-me..me..me sa mueto mi mana.
-lo siento mucho,te acompaño en el sentimiento...
Felipe me ha dado las gracias con una gran sonrisa y ha salido disparado al ver a otro conocido cruzar la plaza,con la mano tendida ha recorrido un buen trecho y ha repetido la misma frase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo