lunes, 21 de enero de 2008

F= m x a

Releyendo como Jim llega a Bristol acompañado del Doctor Livesey para en contrarse con Long John Silver, el marinero de una sola pierna, estaba, cuando han nudilleado mi ventanilla:
-¿ Está libre ?
-Sí suba
El tipo ,con una aureola de responsabilidad civil ilimitada, se abrocha el cinturón en la parte de atrás. Yo, que estaba cautivado por la curiosidad del joven Jim, solté amarras y le pregunté:
-¿ Se lo pone por seguridad o por respeto a la ley?
El hombre me contestó, tras una breve pausa:
-Me lo pongo por respeto a usted, he visto en la tele que la fuerza que yo ejercería sobre usted en caso de un frenazo sería como tener un elefante asiático sobre su espalda, amigo..creo que no le gustaría eso ¿verdad?.
-Ya lo creo, aunque peor sería un africano, por los colmillos digo.

6 comentarios:

  1. He llegado hasta akí guiada por el blog de simpulso, no me ha dado tiempo a leer mucho, pero me va gustando lo que voy viendo. Mis felicitacions al chef!!!
    Fdo: wawita

    ResponderEliminar
  2. Tú sí que tienes ingenio, amigo, aunque de momento no sean tan loado como Dani; desde luego no hay parangón, ja,ja. Muy bueno, tío. Oye, ¿no escribes relatos?

    Saludos tarifarios de Fran desde la ciudad del triste alcade ninguneado; el mismo que nos fríe a multas y nos jode cada día con su ejército de munipas con estado de conciencias alteradas. Mira, no está mal conocer el sufrimiento, como nos pasa a los demás.

    Un saludo de Fran.

    ResponderEliminar
  3. Tú sí que tienes ingenio, amigo, aunque de momento no sean tan loado como Dani; desde luego no hay parangón, ja,ja. Muy bueno, tío. Oye, ¿no escribes relatos?

    Saludos tarifarios de Fran desde la ciudad del triste alcade ninguneado; el mismo que nos fríe a multas y nos jode cada día con su ejército de munipas con estado de conciencias alteradas. Mira, no está mal conocer el sufrimiento, como nos pasa a los demás.

    Un saludo de Fran.

    ResponderEliminar
  4. que detalle... ya va haciéndose corriente entre la clientela lo de abrocharse el cinturón en la parte de atrás, por otra parte como debe ser.

    ResponderEliminar
  5. estuve leyendo varios posts, tuyos porque hace dias que no lo hacia y veo que festejan todos tu vuelta a casa para Navidad. saliste de España? Has venido aca? lo de casa nueva o reformada me encanto, tengo que juntar coraje y ponerme a hacerle cosas a la mia... en fin, mañana salgo de vacaciones y por varios dias no voy a entrar. Muchos saluydos y buenos augurios para el nido nuevo

    ResponderEliminar
  6. Yo sólo me lo abrocho cuando veo a la poli, un mal hábito por mi parte, pero bueno. La próxima vez que suba a un taxi me acordaré de ponerme el cinturón por respeto a un gremio de filósofos y poetas como es el vuestro.
    Un saludo!

    ResponderEliminar

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo