lunes, 28 de enero de 2008

MIS COMPAÑEROS (I)

Empiezo a describir, intentaré que con el máximo respeto y cariño, a mis compañeros. El parabrisas empieza a empañarse y no veo ya mucho más de lo que hablar. Los servicios y los clientes empiezan a formar un bucle sin fin, en el que cada día parece una repetición del anterior, como en Punxsutawney.
Empiezo por el decano, próximo a las pagas por ocioso y a los viajes a Benidorm, este profesional pasa largos ratos dentro de su mercedes importado leyendo libros de Historia. El mismo se ha definido como un gran sabedor de Historia, especialmente local.
Es un hombre mayor con facha de adolescente de los primeros sesenta, con un gran pelo que aguanta desafiante a la gravedad y un tupé con aires de preu y vespa.
Vaqueros y zapatos "de vestir", con chaquetas de lana triste y gafas de primero de la clase, son su atuendo típico, aunque algún domingo le he visto bajar la bandera tras un corbata presa de un pico fred perry.
Constantemente recuerda lo que para él es la época dorada del taxi, los sesenta, cuando un taxista era un ser respetado y admirado. Cadenas, puertos sinuosos, tapas de delcos improvisadas, tornillos en la guantera, y pasajes tumultuosos, cabras incluidas, completan sus historias de la Historia.
Es cuando él está ocupado, cuando se convierte para mí en un ser verdaderamente curioso, es filatélico ( con una impresionante colección según entendidos). Gracias a esto he podido conocer a alguno de sus amigos, el filatélico polar, el filatélico fluvial, él es especialista en la República Checa. Muchas veces me da cartas para que se las traduzca en inglés, alguna vez he traducido con maldad para gastarle alguna broma:
-Pues tu amigo dice que vayas a Chequia con el taxi que te esperan con los brazos abiertos y las coronas en la mano, que lo que cueste , que no escatimes en impulsos de taxímetro
- que cabronazo eres Raúl, venga dime que dice.
Ha comprado un mercedes porque hizo diez millones de tarjetas de visita con la estrella de la marca, a costa de viajar a Bremen a solucionarle el mes a un astuto teutón, él cree que el coche es de un maestro y que siempre durmió en cochera.

Frase para la Historia:
Cuando llegues a un cruce con una señal de stop con un tiro en el medio, gira a la derecha.

lunes, 21 de enero de 2008

F= m x a

Releyendo como Jim llega a Bristol acompañado del Doctor Livesey para en contrarse con Long John Silver, el marinero de una sola pierna, estaba, cuando han nudilleado mi ventanilla:
-¿ Está libre ?
-Sí suba
El tipo ,con una aureola de responsabilidad civil ilimitada, se abrocha el cinturón en la parte de atrás. Yo, que estaba cautivado por la curiosidad del joven Jim, solté amarras y le pregunté:
-¿ Se lo pone por seguridad o por respeto a la ley?
El hombre me contestó, tras una breve pausa:
-Me lo pongo por respeto a usted, he visto en la tele que la fuerza que yo ejercería sobre usted en caso de un frenazo sería como tener un elefante asiático sobre su espalda, amigo..creo que no le gustaría eso ¿verdad?.
-Ya lo creo, aunque peor sería un africano, por los colmillos digo.

miércoles, 9 de enero de 2008

LA FABULA DE LA LIEBRE Y EL TAXISTA


Corría como un galgo, ocupado, por la radial cinco, cuando una liebre, libre, quiso asomarse a mis ojos iluminados. La liebre, que no calculó la velocidad de mis prisas, fue a estrellarse contra mi pase de rueda, haciendo de él mil trozos, provocando, al roce de los añicos con el neumático, un ruido roto inconfundible.
Paré para peritar daños, y al ver a la liebre moribunda, me acerqué a ella:
-Ya lo siento amiga liebre pero como iba a pensar que aquí, en la gran urbe, ibas a salir del fondo de la chistera de la nada.
La liebre me miró con sus ojos apagados:
-Ya ves compañero, en cualquier sitio salta la liebre.
raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo