martes, 26 de diciembre de 2006

CAMAREROS SIN FRONTERAS


El trabajo me lleva una vez más al hospital materno-infantil del 12 de Octubre.Es toda una lección de la vida estar aquí el dia después de Navidad,hoy está todo mas tranquilo ,imagino que en estas fechas no se citará a los niños salvo en los casos mas graves.Los columpios estan vacíos a diferencia de otros dias,aunque el motivo puden ser los 4º sobre cero del mercurio.Desayunando en la cafetería he vuelto a reparar en Jose,camarero de profesión y simpático por cuestion genética.Jose es un hombre de rasgos muy españoles,moreno,bajito,con un rostro que podría encajar en los torsos de los conquistadores extremeños,aunque esto casi no importa,Jose es paciente,agradable,risueño,pide las comandas a la cocina con arte ,casi cantando,en un perfecto acento madrileño castizo.Pero Jose tiene todavia un as en la manga,su trato de cariño y respeto a las decenas de niños que pasan por aquí. Entre la solicitud de tres descafeinados de sobre,uno de maquina,uno solo, dos con leche,un manchado,un mixto,una tostada,un churro,tres porras,dos largos de café y una menta poleo,Jose siempre tiene tiempo de hacer una gracia,preguntar como están o decirles que estan mas guapos que la ultima vez que los vió.
Hay veces que no hace falta ser superhéroe,cirujano,o defensor del pueblo para hacer algo por los demás,basta con sonreir en tu trabajo.
En unos tiempos en los que a nadie parece gustarle su papel en la película de la vida,mi admiración va para Jose.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo