miércoles, 24 de enero de 2007

PIXELES INVASORES

Hace unos años era fácil para los españoles parodiar al turista japonés,no había mas que cerrar un poquito los ojos y hacer que uno sacaba fotos a todo lo que estuviese alrededor,así lo entendieron también publicistas ,viñetistas y cómicos que se aferraron a este gag en más de una ocasión,pues bien,esto se acabó.El tiempo ha demostrado que lo que nos molestaba en realidad es que ellos tuviesen esos aparatos mágicos,diminutos,con apariencia de robustez y calidad,futuristas,con unos nombres acabados en ON que ya parece que están siempre listos y que a los nipones parecían divertirles más que nada,en cuanto que nos hemos hecho con las maquinas les hemos superado sobradamente.
Antes en una celebración,un amigo sacaba una cámara de fotos y la gente enloquecía -Eh! Isma ha traído la cámara ,vamos poneros aquí...¡cubata,cubata!......¡bien!....yo quiero una copia...y yo.-esto ya es inconcebible,desde que entras en la fiesta hasta que te vas puedes haber salido en mil fotos,los disparos provienen de todos sitios,cámaras de fotos,cámaras de vídeo,móviles con cámara,el boli cámara,el cigarrillo cámara,la cámara de comercio,Javier Cámara....!Basta!,lo peor de todo es que todas son a cual más mala,recuerdan a las secuencias congeladas de las cámaras de seguridad de unos almacenes chinos,y se trata de imitar a los japoneses no a los chinos.Pobre de aquel que sufra un accidente,caída o metedura de pata en un lugar público,mucho antes que el 112,mucho antes que los bomberos,mucho antes que superman,llegarán legiones de chiquillos con sus móviles vga para inmortalizarle y posteriormente colgarle en la red de redes.
Hoy he tenido que esperar al volante,eso si con buen agrado,a que cuatro de los seis miembros de un mismo grupo fotografiaran un monumento famoso de la ciudad,en la planta baja hay un bar,y si el dueño recibiese 0,01 céntimos de euro por cada pixel en el que aparece la casa no tendría que servir cafés nunca mas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo