jueves, 4 de enero de 2007

SI NO PITA NO PASA

Conduzco por la Avenida de Alfonso VI,el tráfico es lento,muy lento,aproximádamente de tres golpes de semáforo para adelantar apenas 150m.Cuando consigo tomar la calle Toledo,entrada restringida al casco viejo,me doy de bruces con algo que creía extinguido,un grupo de chicas acompañadas de un chico me impiden el paso al lamentable grito de ¡Si no pita no pasa!.Ante esta situación( debería estar exhento el delito de omisión de socorro y ser juzgado solo por atropello)a uno no le queda otra que pitar,poniendo encima cara de complicidad,para conseguir la algarada y posterior inicio de la marcha.La desaparición de la Mili,trajo buenas cosas,pero la mejor sin duda fue acabar con la tradición,arraigada en estas latitudes,de que los quintos cortaran las carreteras de acceso a sus pueblos,en algunos casos con barricadas dignas de la Intifada,ofreciendo perrunillas y una bota de vino a cambio de unas monedas,aunque estos al menos eran auténticos.
¡Vivan los quintos del --(rellenar según proceda)!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo