domingo, 20 de mayo de 2007

LAS MENTIRAS


(fotograma de Trainspotting)
De todos los comportamientos que tienen los yonkis en mi taxi, el único que puedo reprocharles, hasta ahora, son las mentiras. Pienso que no es su intención última, la de mentir al taxista, creo que es una especie de mecanismo de defensa, para mantener la dignidad. En este sentido, muy pocos admiten el motivo de su visita, a ciertos lugares de la ciudad:
-vengo a..cobrar..un chaperón, es que soy fontanero...sabe.
-voy ...a ver a una tía mía....que fijese donde vive la mujer..
-me da miedo venir aquí ...a ...arreglar una tele..pero a ver....hay que currar..
A veces, mientras pronuncian estas y otras frases, un traidor pedazo de papel de aluminio asoma por un bolsillo, o el único billete que les queda para pagar el taxi, aparece perfectamente enrollado.
Creo que en toda esta sucesión de mentiras que rodean la vida de un adicto, solo hay un momento de verdad, ese momento en que, ya sin disfraces, delante del camello, paga con su vida, a cambio de una pequeña dosis de muerte.

Hasta el día de hoy no he tenido ningún problema con este tipo de personas, al contrario. He llegado a la conclusión de que en esto caen los buenos, los sensibles y los tímidos en un alto porcentaje. Los malos prefieren venderlo.

1 comentario:

  1. La verdad es que solo conozco el mundo de la drogadiccion por lo que he visto en la tele, pero tus ultimas frases me dan que pensar... saludos !

    ResponderEliminar

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo