jueves, 15 de marzo de 2007

VITORIA-GASTEIZ





He llegado de un viaje inusual,he conducido para mi cliente durante dos días por el norte del país,la primera etapa hasta Burgos,capital del castellano perfecto,si bien he observado algún leísmo,que supongo será la excepción que confirme la regla,la segunda hasta Vitoria,ciudad a la que vuelvo,pues ya disfrute,hace algunos años,de una maravillosa semana de jazz y risas.He pernoctado en el NH Canciller Ayala,de la capital alavesa,y he rememorado como caíamos por allí,buscando una sesión all-nighter de buen jazz.El hotel es aún mejor cuando eres huésped,las habitaciones muy cómodas y elegantes tienen unas vistas maravillosas del corazón de la ciudad,el trato de los alaveses con el visitante,impecable.La ciudad es un modelo a seguir,practicamente sin atascos,una gran tradición ciclista,con carriles bici por todas partes,un porcentaje altísimo de calles peatonales,y un mobiliario urbano,moderno,divertido y sorprendente.Cenar de pintxos,es otro gran aliciente,pequeñas joyas gastronómicas con un valor incalculable,si bien la hostelería vitoriana ha fijado entre los dos y los cuatro euros.He dispuesto de bastante tiempo libre, el cambio de aires y la satisfacción profesional me ha sentado realmente bien.Lo necesitaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo