jueves, 23 de agosto de 2007

COMPAÑERO (II)

En paralelo a las franjas de mi taxi, obligado por un semáforo en rojo, para a mi lado un compañero con el taxi lleno de gente, yo voy vacío. El compañero es joven, va rapado como yo. Su apariencia es de un hombre fuerte, aseado y con una imagen cuidada; tiene cara de chico listo y de su taxi sale una genial banda sonora. Sin embargo, observo, que los pasajeros mantienen una discusión con él; hay delante una tía pesadísima vestida de gucci, que habla compulsivamente de ella misma y del mundo que le rodea ,según lo ve ella claro; hay otra detrás, esta, con muy mala leche, le recrimina el trayecto que lleva, faltándole incluso al respeto; dos chicos completan el pasaje, uno con cresta que va quemando los asientos, y otro, que parece le respeta, por lo bajinis graba en vídeo y se ríe con la broma del primer tarado. Al ver esto, bajo la ventanilla, ofrezco mi ayuda al compañero en apuros, y escupo unas lindezas al cochambroso grupo. Para mi sorpresa, mi compañero me recrimina las groserías, se siente molesto por mi papel de justiciero gremial y me contesta:
- Qué mal gusto tienes, peseto tenías que ser.
-toma y tú
-yo no , yo soy la hostia, y soy taxidermista, esto es simplemente un atajo para cumplir mi misión.
-toma y yo
el extraño compañero me mira por encima del codo, y me dice:
-te agradezco el gesto, chavalín, pero tira que se te ha puesto verde.
Arranco y los pasajeros me hacen cortes de manga y giro y me alejo.

12 comentarios:

  1. pero bueno... me siento muy ofendida porque no iba yo en el taxi, jajajaj, digo en el tuyo claro, prque en el de tu "compañero"... menudos usuarios llevaba.
    Hoy has estado sembrado.
    1 beso, y dos achuchones

    ResponderEliminar
  2. iba a recogerte, gracias por la propina.

    ResponderEliminar
  3. un mundo ilustrado lo q llevaba tu compa, valió la pena detenerse ante esa carga de cuidada ilustración...

    ResponderEliminar
  4. el despotismo ilustrado diría yo.
    el verano da sus últimos coletazos en tierras vetonas, esperamos que las tormentas traígan al rayoverde.

    ResponderEliminar
  5. que lio lo tuyo! aqui no se mete un chofer con otro, se socorren cuando les roban pero si no ni ahi

    ResponderEliminar
  6. hombre pero si es la loren, mi primera clienta, la primera que se subio a este taxi. Aunque ya se que viajas tambien con otros.
    Aquí ya ves, la vida te da sorpresas.
    un besazo

    ResponderEliminar
  7. Dios mio, qué grata sorpresa. He llegado a este blog desde el blogroll de nilibreniocupado, y de un tirón, he empezado a leer más y más entradas hasta casi el final (o el inicio, según se mire) y poco a poco me he ido dando cuenta... ¡pero si es extremeño! Me ha hecho tremenda ilusión, y más cuando percibo que debes de ser de Plasencia o Navalmoral (si me equivoco no será por mucho)zona que, aún siendo yo de Cáceres (capital me refiero), conozco bastante bien. Desde hace años vivo en Canarias, y añoro muchas cosas de mi tierra a la que por desgracia regreso muy de tarde en tarde. Prometo venir con frecuencia a esta parada.

    ResponderEliminar
  8. redoble, redoble
    vuelvo a redoblar
    con ese redoble
    me vas a matar
    me voy a morir....
    bienvenido J gracias por tus elogios, mangurrino.

    ResponderEliminar
  9. huummmmm... que pasa? que tú tambien "cierras" el fin de semana.
    Joé, ahora que tengo un rato para usar el ordenador sin que nadie me incordie...
    En fin, besitos, achuchones y de más arrumacos...

    ResponderEliminar
  10. te has ahogado con tanta lluvia o que??? espero que todo bien, un beso

    ResponderEliminar
  11. no esta pagada nuestra faena,hay viajes que joder ddonde esta la camara oculta?

    ResponderEliminar
  12. simply: he estado en Madrid a llevar a unos clientes, mi taxi es anfibio, descuida.

    ddriver: bien lo sabes, esto es una pelicula sin camaras.

    ResponderEliminar

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo