viernes, 21 de septiembre de 2007

ARCO IRIS DE OCHO COLORES

En el transcurso de la carrera el cliente me empapa con su pleito contra mercedesbenz. Todo detallado, fechas, actas notariales, resoluciones de arbitraje y citas textuales. El tipo ensaya conmigo, la conversación que le hubiese gustado tener con el primero de a bordo de la marca en España.

- es una vergüenza, cuatro veces cuatro me han pintado el coche, y no dan con el color original, ¿ qué pasa, si tengo un golpe me lo tienen que pintar entero, no son capaces de igualar los colores ?, es vergonzoso, qué país, esto en una casa europea no pasaría. No, no me diga nada ( a mí), estamos en la España del cachondeo, la picaresca, venga palmas, ala, ala....pero la gente responsable sufriiiimos muchiiiisimo.

Puede ser que pintar un coche nuevo cuatro veces para conseguir un color que no existe, que ni siquiera unos ingenieros de esos que vienen de Alemania supieron determinar, esté más cerca de la enfermedad mental que de la responsabilidad, pero no es menos cierto que alguien puntual, veraz, con palabra y con profesionalidad, tenga muchas papeletas para el sorteo de la crispación.

3 comentarios:

  1. Lo que pasa es que hay gente que tiene como mayor preocupación el color de su coche.
    Para mí quisiera yo esas preocupaciones (anque me tacharan de emferma mental)

    ResponderEliminar
  2. esas son las preocupaciones de los ricos...si pudiera aliviar tu melancolía simply lo haría sin dudarlo.

    ResponderEliminar
  3. Simplemente con decir eso ya me siento un poquitín mejor, leerlo me produce una sonrisa.
    Un besito

    ResponderEliminar

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo