martes, 11 de septiembre de 2007

EL FINAL DEL VERANO

El mercurio ha caído nueve posiciones durante la tormenta. Llovían perros y gatos, y la gente se protegía en los portales, como cristianos adentrándose en las catacumbas. Han aparecido, de la nada, sudaderas y chubasqueros. Los niños preparando sus carteras, y el vendedor de helados, ocioso, silbando en la puerta. El viento ha sido frío y fuerte, ha provocado la caída de las hojas más muertas. Suena en la radio el final del verano, en boca del dúo dinámico. Solo falta que Pancho, cruce la plaza corriendo bajo la lluvia, gritando:
-¡chanquete ha muerto....chanquete ha muerto!

6 comentarios:

  1. ¿Llovían perros y gatos? ¡qué británico te estás volviendo!

    Pues eso es lo que hace falta mucha lluvia

    ResponderEliminar
  2. es una expresión que me encanta en inglés y que he castellanizado en mi blog claro, no me atrevería ha hacerlo en otro sitio. Pues eso matritensis que llueva, que eso aquí son billetes de 100.
    un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  3. pues aqui no llueve, si no todo lo contrario, incluso por las noches hace la temperatura ideal para dormir con la ventana entreabierta.
    El gremio me adora?????
    Cielo, en caso de que tú y Simpulso me adoreis (algo que dudo sobre todo en Simpulso) dos no es número suficiente para consideraros gremio.
    De todas maneras a nadie le amarga que le digan estas cosas.
    muchos besitos

    ResponderEliminar
  4. Buen dia.
    Me ha encantado lo de : "Llovían perros y gatos..".Felicidades por el post de hoy. :-)

    ResponderEliminar

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo