lunes, 12 de noviembre de 2007

AL CALOR DEL HOGAR




Estar rodeado de patrimonio histórico tiene el añadido de estar rodeado de cigüeñas ( palabra decorada en castellano). Las cigüeñas son animales increíbles, capaces de construir con sus picos, nidos con mas calidad y resistencia que algunos pisos de obra nueva. Vi una vez caer una de estas fortalezas de barro y madera sobre el techo de un mercedes, ni yo ni el dueño lo olvidaremos nunca.
Las cigüeñas llevan años sin migrar, será el clima, será la alimentación, será la peatonalización, sentirse fotogénicas por el auge turístico, no lo se, pero llevan años entre nosotros sin moverse. Esta mañana, volviendo a la vida con un café, he descubierto que se marcharon anoche, han dejado sus nidos junto a las gárgolas, junto a las campanas y han desaparecido, aprovechando los vientos que las llevaran a otro continente.
He comentado continuamente a todos los clientes esta circunstancia y las respuestas han ido desde la previsión más fría y apocalíptica del clima venidero hasta el destajo de las aves por el cheque bebé.
El caso es que me encantaría verlas llegar, allá por San Blas, sanas y salvas, todavía asustadas por un viaje peligroso y darle vida al gótico, al plateresco, a la ciudad.

A Albert B. de 27 años secuestrado durante más de ocho horas en su taxi y que llegó como las cigüeñas sano y salvo a casa.

8 comentarios:

  1. Q vuelvan por S:Blas tendrá q ver posiblemnet con nuestro destino común.

    ResponderEliminar
  2. Sobre las cigüeñas, poco que decir.No suelen pasarse ni posarse por aquí.Cuando voy a tu tierra las miro como quien ve un milagro. Me gustan sus bandadas planeando sobre el río.
    Es curioso (o no): "grulla" en inglés se dice "crane", que también significa "grúa". Demasiadas grullas de esas en España, con lo poco que trabajan últimamente las cigüeñas.
    Hay un cuento muy divertido sobre las grullas en el Decamerón: Ghichibio y la grulla.Que os aproveche.

    ResponderEliminar
  3. Son bonitas pero guarras y basureras, precisamente por eso, por su amor a las basuras ya no se van a África, sólo unas pocas.
    Yo veo cigüeñas todo el año

    ResponderEliminar
  4. Pues otra curiosidad (o no): en catalán grulla se dice "grua" (si, sin acento) y sirve para ambas definiciones: animal y maquinaria.
    Ayer todo el mundo perseguía los taxis con la mirada... buscando. Menos mal que hubo final feliz.

    ResponderEliminar
  5. Me has pusiste otra vez la piel de cigüeña....!
    Bien por el final feliz de las historias, de todas las historias.
    besos

    ResponderEliminar
  6. gracias Talkin por indicarnos el cuento!!...vengo de leerlo y es muy ingenioso...y como siempre tiene moraleja escondida. Bons rêves

    ResponderEliminar
  7. cada dia me gustan más los clientes de este taxi de provincias

    ResponderEliminar
  8. A nosotros, tus clientes, nos gusta montarnos en él. Es barato, y siempre nos lleva a donde queremos ir
    Saludos nocturnos Taxi driver

    ResponderEliminar

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo