domingo, 4 de noviembre de 2007

PASA LA VIDA

Este lugar es para mar y para mí, un oasis en el desierto de asfalto. Me encanta fumar un cigarro sentado a la vera de mar, a la vera del río, a la vera de La Vera. El tráfico es intenso pero sin llegar a haber retención, el de las hojas muertas que son llevadas por la corriente, vida abajo. Es aquí donde debió escribirse la semejanza entre el camino del río hacia el mar y la vida hacia el morir.

video

4 comentarios:

  1. Bonita declaración de amor, siempre hay que tener un rincón dónde el mundo corre a otro ritmo.
    Mar es afortunada!!! y tú también!
    buena semana

    ResponderEliminar
  2. Seguramente fue allí o en un sitio como ese donde Jorge Manrique escribió a la muerte de su padre, dices bien. Casi lo veo. Ahora no es más que una hoja marchita hundida en el río... Tu entrada, existencialista donde las haya.

    ResponderEliminar
  3. puedes pasarte por el blog??? gracias, un beso

    ResponderEliminar
  4. Y yo que estaba atento a ver si del agua salía un bicho tipo Nessy...
    Eso me pasa por ver el vídeo sin haber leído antes el post.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo