viernes, 13 de julio de 2007

LA POLE POSITION




De todos es conocido, que los taxis se establecen en las paradas, bajo un estricto orden de llegada. Cuando uno está en la primera posición, la suerte ya está echada; poco valen ahora las diferencias con otros compañeros, el nivel del vehículo, la honradez, ni los conocimientos de idiomas; el destino, y solo eso, va a hacer que coincidan taxista y cliente. A partir de ese momento cualquier cosa puede pasar, se puede acabar la carrera con un beso o en el juzgado de guardia. El taxista puede tener que volver a empezar, o marchar a buscar el descanso del guerrero, con el jornal en el bolsillo.

Me asusta a veces pensar, que en esta profesión, mis clientes, mis ingresos, mis alegrías y mis llantos están inexorablemente supeditados al capricho del destino.

5 comentarios:

  1. Nuestro trabajo es como ir a pescar,nunca sabes que traeras a casa,si una sardina para desanimo de la familia o un atun para gozo y deleite de todos.
    Es asi y no hay mas,pero cada dia hay que salir con la canya a punto y aq esperar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Lo que más me desespera de los taxis en Madrid, es la falta de ellos los viernes y sábado de madrugada.
    Tienes que luchar con la gente para volver a casa.

    ¡Más taxis por la noche por Dios!

    ResponderEliminar
  3. acabo de entrar en este extraño efecto d conocerte hace poco y leerte despues: Me ha encantado entrar en este imaginario espacio desde tu visible mundo q revela cierta parte de lo invisible, q indaga en cosas e intentas desvelar lo oculto.
    abrazos.JM.

    ResponderEliminar
  4. Así es ddriver, encantado de tu paso por aquí.
    Amigo matritensis,por lo que he hablado con compañeros de Madrid su grito es:
    menos gente, a la mismas horas en los mismos sitios por Dios

    ResponderEliminar
  5. que curioso, mientras escribía el comentario anterior, ha llegado otro , en el instante en el que yo publicaba el 3 comentario, aparecio raudo como un rayo verde JM y me ha relegado al 4.
    Gracias JM, hasta otra parranda en tierra de vetones, y hasta siempre en la cibervida.

    ResponderEliminar

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo