jueves, 5 de julio de 2007

NEGOCIOS RUINOSOS


( Bill Murphy, white panties)

Siento ser chabacano, pero tenéis que comprender mi condición de macho y taxista, seguro que con esas dos características más de uno me lo supone. Después de una tarde de intenso calor, apostado en el mejor puesto de la cacería, puedo afirmar que la fabricación y comercialización de sostenes y bragas anchas son negocios que nacen muertos.

2 comentarios:

  1. jajaja, macho y taxista, conozco a más de uno que esa definición le subirían la moral y te contratarían hasta para que les lleves a comprar el pan.

    Shchhh, prometo no decirles nada :P

    ResponderEliminar
  2. Guardame el secreto, no está bien visto.
    un abrazo

    ResponderEliminar

raul rodriguez el parabrisas pretende ser una ventana al mundo de un viajero fugaz,de alguien que esta en muchos sitios durante muy poco tiempo,alguien que se nutre tan solo de pequeños retales de conversacion,de pequeñisimos fragmentos de la vida de la gente,que en conjunto pueden mostrar una particular idea del mundo